Sur / 19-09-10 // La futura grilla viene marchando

Publicado en por Opiniones Creadas

Por Victoria Linari

vlinari@miradasalsur.com

 

Algunos operadores de cable ya iniciaron las pruebas para el reordenamiento de los canales. Antecedentes de la discrecionalidad del Grupo Clarín para incorporar o dar de baja señales. Quedan sólo doce días para que las pantallas de la televisión por cable y satelital reordenen su grilla de programación. El presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Gabriel Mariotto, ratificó esta semana la implementación de la nueva grilla de canales a partir del 1° de octubre. Cinco empresas operadoras de cable firmaron un acta con el organismo en la que adhieren al nuevo ordenamiento. Ellas son DirecTV, Supercanal, Telecentro, Intercable y TeleRed. Esta última tiene un 50% de participación accionaria de Clarín. Fuentes allegadas a la empresa explican que la razón para que una operadora que es propiedad del Grupo adhiera a la nueva grilla, puede explicarse porque su otro socio –y fundador– Ángel Padula, “quiere tener buena relación con la Autoridad de aplicación de la Ley”. Incluso, TeleRed ya había adherido al primer intento por reordenar la grilla de la TV por cable en 2008, pero Clarín forzó el “cambio de opinión”, aseguran.
El nuevo ordenamiento de las señales busca dar prioridad a los canales locales, regionales y nacionales y dispone su ubicación según el género en forma correlativa: el canal 2 será para la señal de generación propia local, el 3 para TN, el 4 para América 24, el 5 para C5N, el 6 para Crónica TV, el 7 para Canal 26, el 8 para CN23, el 9 para América, el 10 para Telefé, el 11 para Canal 7, el 12 para Canal 13, el 13 para canal 9 y el 14 para Encuentro. A partir del canal 15 se ubicarán los deportivos, a continuación los infantiles, y luego los de noticias internacionales.
Como publicó Miradas al Sur el domingo pasado, la operadora de cable del Grupo Clarín buscará frenar la medida. Directivos de Cablevisión aseguraron que la empresa va a impugnar ante la Justicia la resolución y anticiparon que “no modificarán su grilla de programación hasta tanto la Justicia no se expida”.
Para ello harán referencia a un fallo de la Cámara Federal de Mar del Plata que declaró inconstitucional un intento por ordenar la grilla de cable en 2008. El ex interventor del Comfer en aquel entonces, Julio Bárbaro, ya objetaba el criterio de ordenamiento de los canales por parte de las operadoras de cable, en desmedro de sus competidores: “Héctor Ricardo García es el más perjudicado, porque los dueños del cable tienen a Crónica TV de acá para allá en la grilla. Daniel Vila (accionista de la empresa de cable Supercanal) me dijo que no iba a poner Crónica TV en su programación y Pierri (dueño de Telecentro) dijo que no incluye los canales que no le gustan. No se puede poner el canal propio en el centro de la pantalla y el ajeno al borde del abismo”.
Ante la posibilidad de que la Justicia frene la implementación de la nueva grilla a pedido de alguna empresa o grupo de medios, Mariotto se preguntó: “¿Qué es lo que pueden argumentar si no desaparece ninguna señal?”
Cabe destacar que en el dictamen 637 de 2007 que regulaba la fusión de Cablevisión y Multicanal, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (Cndc) obligaba a las empresas a “garantizar una ubicación en la grilla de programación de Cablevisión S.A., Teledigital S.A. y Multicanal S.A. a los proveedores de señales televisivas, sean o no competidoras de sus empresas controladas”.El mapa de la concentración. La televisión por cable no era objeto de regulación por la vieja ley de radiodifusión de la dictadura, sino que era entendido como un servicio complementario. Con el crecimiento exponencial del cable y su progresiva inserción en los hogares argentinos, ese vacío legal permitió que pocos grupos dominantes concentraran la prestación de este servicio en todo el país. En ese contexto, las grandes cableras pusieron en juego su discrecionalidad para incorporar señales, eliminar contenidos y competidores a su antojo.
La mayor competencia del monopolio del cable de Clarín son sólo cuatro empresas que logran superar los 100 mil abonados: Telecentro, Colsecor (la red cooperativa de cable con sede en Córdoba), Red Intercable y Supercanal, frente a los más de 3.500.000 que tiene Cablevisión.
Según datos otorgados por la Afsca, el Grupo posee 191 licencias para operar el servicio de TV por cable en todo el país, distribuido en cuatro empresas: Cablevisión Federal, Cablevisión, Multicanal y Teledigital Cable.
La fusión de Cablevisión y Multicanal llevó a conformar la mayor red de sistemas de televisión por cable del país. En la Argentina, concentra el 60% del mercado del cable a nivel nacional y, en la zona Metropolitana, supera el 80% del mercado.
“La estrategia del Grupo Clarín es acumular señales, cables pequeños y llegada a los ciudadanos. En virtud de eso, limitan otras opciones de comunicación y resguardan su negocio”, afirma el dueño de un canal de la provincia de Buenos Aires, que asegura que en el conurbano es histórica la pelea contra el Grupo para que incluya en su grilla las señales de la competencia.
Hay muchos ejemplos de canales que dieron la pelea para conseguir un lugar en la programación de las cableoperadoras del Grupo. Los casos más reconocidos fueron América 24, Canal 26 y Encuentro, que durante mucho tiempo fueron excluidos. C5N logró un lugar en la grilla sólo después de haber acudido a la Justicia. Telesur y CN23, en cambio, tendrán que esperar hasta que se haga efectiva la disposición de la Afsca. En junio de este año, la Cndc ordenó a Cablevisión y a TeleRed “garantizar el acceso a la grilla de la señal CN23 en condiciones no discriminatorias, es decir, en condiciones y precios de mercado”. Pero Cablevisión presentó un amparo en la Justicia y continuó excluyendo a la señal.
HBO también fue expulsada de las pantallas de las empresas de cable del Grupo, luego de haber solicitado que aumenten la calidad de la señal. La única respuesta fue la eliminación de la grilla.
En otros casos, la estrategia fue comprar los canales para luego cerrarlos. Es lo que ocurrió con P&E, que se cerró luego de que Metro –propiedad del Clarín– absorbiera sus contenidos. Otro ejemplo es el de Publi 5, el canal 5 de Vicente López, que sólo pudo obtener un lugar en la programación de Cablevisión después de entregar la administración del canal, para terminar desapareciendo del aire en junio de 2009. Las señales Pesca Visión y Tele France corrieron la misma suerte.
Así, muchas de las señales generadas y producidas localmente en el país y pensadas como un servicio social, terminan siendo absorbidas y administradas por el Grupo. Según el empresario provincial, el objetivo es “tener el control total de la información que circula”. Y pone un ejemplo: “Imaginate que el Grupo quiere ‘pegarle’ a un intendente local. Hacerlo a través de TN es demasiado evidente. Pero si administran todos los canales locales, lo pueden hacer de modo encubierto. Son estrategias que utilizan no sólo por beneficio económico, sino que muchas veces sirven para que no se habiliten los postes para el cableado de la competencia, para impedir el surgimiento de otros operadores, e incluso para hacer política.”.

--
Blog Opiniones Creadas http://opinionescreadas.over-blog.es/ y Blog Videos Opiniones Creadas http://videosopinionescreadas.over-blog.es

Comentar este post